Cerrando el 2019

Último día del año, de la década.

¿Cuántas veces en este último mes te han recordado —incluso en este mismo blog— que termina una década?

En estos días es frecuente escuchar/hablar de propósitos, objetivos, promesas, reflexiones, juramentos a uno/a mismo/a de que el 2020 será el año definitivo en el que al fin lograrás/conseguirás/dejarás/te pondrás a ello con… Todo esto puede ser abrumador para algunas personas, porque no todo el mundo afronta con las mismas ganas el fin de año, ni la Navidad, ni enero. Y no a todo el mundo le gusta sentarse a reflexionar sobre lo que ha sido el año/década que se va porque hacerlo puede causar dolor, tristeza, desesperanza o incomodidad y además, requiere de dos ingredientes muy importantes: 

  • Tiempo: tiempo para encontrar un momento a solas contigo para llevar a cabo esa reflexión, para conectar contigo, para revisar lo que ha sucedido desde enero a diciembre y con los ritmos tan apresurados, demandantes de la vida, honestamente, es muy difícil encontrar este “tiempo”. No digo imposible, digo difícil y por eso, mucha gente, se decanta por no hacerlo. 
  • Reflexión profunda: mirar hacia adentro, recordar, traer al presente todo un año, analizar, evaluar, seleccionar, pros y contras… En suma, una tarea algo compleja que no puede hacerse así, sin más. No digo imposible, digo compleja.

Por eso, cerrar un año y comenzar otro puede ser tan ilusionante como una fuente de ansiedad. Porque cada uno ha tenido su 2019 y su década y por eso mismo, cada uno merece cerrarlo como quiera/pueda.  No somos los mismos que éramos en 2010, nuestra vida tampoco lo es, ni la sociedad, ni nuestro entorno… Así que siempre hay que tener en cuenta que observamos el pasado desde nuestra mirada presente. Y eso es un matiz muy importante a tener en cuenta para no hacer juicios demasiado duros hacia nosotros o las decisiones que tomamos.   

Aún así, hay algo innegable: la energía orientada a la acción, a las energías renovadas que regala el día 1 de enero. Es el día en el que todo comienza, en el que todas las posibilidades del mundo se abren ante ti, la lista de deseos para el año nuevo son inmensas y hablan mucho de ti, sobre todo si dejas volar la imaginación y lo que dicta tu corazón. 

Aquí te dejo 2 sencillas sugerencias para afrontar el año nuevo: 

Mantén lo que sí funciona

A veces no se trata de acumular nuevos retos o de escribir una larga lista de propósitos, sino de seguir poniendo en práctica aquellas acciones que sí han funcionado a lo largo del año. Mantener lo que hace que el tiempo se pase volando, que te haga sonreir o que te haga sentir bien contigo mismo/a solo por el hecho de hacerlo: cantar, bailar, decorar la casa, cocinar, escribir, dibujar, cuidar de tus plantas, organizar encuentros con personas que te hacen sentir bien, asistir a conferencias, exposiciones, conciertos de música en directo, excursiones, cursos de desarrollo personal…

Metas basándote en los valores que quieres cultivar

Aquí mi otra propuesta: En el cuaderno de Diciembre te propuse enfocar los propósitos del año nuevo cultivando 5 valores importantes para ti a través de 5 acciones orientadas a “trabajar” esos valores (una acción por cada valor). Por ejemplo: si uno de los valores que quiero cultivar es el de la familia, llevaré a cabo acciones orientadas a organizar actividades en familia/ encuentros/ viajes/ dedicarles tiempo, etc. Otro ejemplo: si uno de los valores que quiero cultivar es el del desarrollo personal, llevaré a cabo acciones orientadas a participar en talleres que me permitan ese desarrollo/ leeré mínimo 5 libros al año sobre desarrollo personal/asistiré a conferencias/dedicaré 2 horas semanales a mirar videos en youtube sobre el tema, etc.

Por último, si este 2020 has decidido hacer del cuidado y el conocimiento de ti mismo una prioridad, la escritura personal puede ser un buen primer paso. No tiene por qué ser necesariamente con Escritura de interior, puedes probar con libros de escritura expresiva o creativa (si me escribes un mensaje privado, puede pasarte algunas recomendaciones); talleres on-line o talleres presenciales en la ciudad en la que vives. 

Sé que que no tener tiempo es una de las mayores «excusas-razones por las que no lo puedo hacer» que tiene la gente. Y en parte es verdad. Es cierto que no tienes tiempo para dedicártelo exclusivamente a ti; pero porque tal vez lo estés dedicando a cosas menos importantes que tú. Así que yo te pregunto, como quien no quiere la cosa: ¿no va siendo hora de cambiar el orden de prioridades y priorizarte a ti y no a esos pequeños ladrones de tiempo: redes sociales, series en tv, loqueseaqueterobaeltiempo…? 

Desde Escritura de interior os deseo una feliz entrada al 2020.

Seguiremos leyéndonos y compartiendo escrituras y experiencias por aquí.

Buen camino, buena cierre de año y entrada al 2020 y buena escritura,

Cuaderno de interior…Diciembre

Último mes del año 2019, último mes de la década 201…

Las luces ya decoran las calles de algunos municipios; hay casas que lucen abetos y la decoración navideña empieza a reclamar que la saquen de sus cajas para ser expuesta. El escenario se está preparando para despedir el año y también la década.  A algunas personas les encanta esta época del año; a otras, les genera ansiedad y sufrimiento todo este derroche de «espíritu fraterno». Hasta tal punto que desearían encerrarse en su casa día 20 de diciembre y no salir al mundo hasta el día 4 de enero. 

Personalmente, siempre he sido más de celebrar el Fin de Año/Año Nuevo que la Navidad. Y así he enfocado este último cuaderno. Con este Cuaderno de Diciembre he querido resaltar que termina un año y con él, una década en la que seguramente nos hemos transformado. ¿Cómo no van a dar para un cambio 10 años?: los teléfonos móviles han cambiado; la forma de ver la televisión también (HBO, Netflix…); el impacto de las RRSS en nuestras vidas-autoestima-privacidad-profesión-información; SIRI/ALEXA; la moda ha cambiado; viajar es más accesible aunque el turismo también se ha convertido en un problema; existen nuevos nichos de trabajo y están desapareciendo otros; los movimientos sociales como el feminismo y el ecologismo tienen muchísima repercusión; hay nuevas maneras de estudiar (online, streaming); los estilos musicales de hoy no son los que sonaban antes del 2010: del Waka-Waka de Shakira al DESPACITO 😉 (os invito a buscar recopilatorios musicales de esta década); los comercios pequeños han ido sustituyéndose por el comercio online; acceder a una vivienda es un problema: casas sin gente-gente sin casas; etc y etc.

Seguro que tú también has vivido un verdadero viaje de transformación a lo largo de esta década. 

 En el cuaderno también he querido resaltar la importancia de la ilusión por lo que empieza, por lo nuevo. En el Cuaderno he incluido:

  • Una propuesta sobre cómo abordar los propósitos de cara al nuevo año enfocada en los valores.
  • 2 propuestas de escritura para cerrar el 2019 y la década. 

Desde el presente, nuestro presente, volvemos la mirada atrás y con esa información, ponemos nuestro foco en el futuro. 

Como bien sabes, soy de las que cree en el TODAVÍA. Así que aunque el Cuaderno se publique hoy, todavía queda mucho mes por delante. Puedes ponerte con el cuaderno esta semana, los días de Navidad o la última semana del año. 

Te invito a que revises los anteriores cuadernos y descubras qué ha cambiado-terminado-empezado en ti mes a mes

Que disfrutes el cuaderno.

Puedes descargártelo aquí

Buen camino y buena escritura, 

Imagen portada: Unsplash

 

Cuaderno de Interior…Noviembre

Noviembre…

Con los árboles y sus ramas dejando ir una hoja tras otra. Árboles despidiéndose a cada instante de las hojas forjadas con las lluvias y los ritmos de la primavera, maduradas en verano y que una vez cumplida su misión, se van, sin dramas [solo comedias entretenidas 😉 ]. 

Las campañas Navideñas y las redes sociales nos empujan a dar por acabado el año, pero si observas la naturaleza…TODAVÍA resisten hojas en las ramas, los campos lucen verdes y esplendorosos, el agua del mar aún se da baños de cálido sol y tú… Tú todavía tienes por delante 60 días. 

Que tu ritmo no lo marque un centro comercial o los “debería”…

…comprar ya los regalos de Papa Noel/Reyes/amigo invisible

…comprar la lotería de Navidad

… decidir si salgo o no en Nochevieja o si me encierro en casa y no salgo hasta el día 3 de enero

…decidir el menú de Navidad/Nochevieja/Año Nuevo,

…sentir angustia porque “el año se me ha pasado volando y no he…(pon aquí lo que quieras)

...la ansiedad porque todo el mundo publica fotos en instagram/facebook de la decoración navideña que pondrán en sus casas y tú ni recuerdas dónde pusiste las cajas donde guardas toda la decoración navideña.

lamentarte porque “otro año más que pasa y no he cumplido ni uno de mis propósitos de año nuevo

…(pon aquí lo que quieras)

Puede que pienses «¡Qué exagerada es esta chica! Otra talibán de la slow-life» o que pienses «Pilar, ¿cómo has podido entrar en mi cabeza? Llevo pensando en eso mismo desde que vi el anuncio del catálogo de Juguettos en la TV o que Ikea me envió su catálogo de Navidad». 

Esto no es un discurso anti-consumista ni pro-déjalo todo para el último día.

Es tan solo una reflexión que comparto en esta (mi) bitácora virtual.

Pero ya que estoy, te diría que salgas a pasear al aire libre y observes que todavía hay hojas que resisten los primeros vientos fríos, las lluvias intermitentes y disfrutan de la luz solar más bonita del año (a mi juicio), la de otoño. Y que el ritmo de tu vida, TU VIDA, TU RITMO, lo dictes tú; no el (diábolico) marketing de los centros comerciales o publicaciones de desconocidos en redes sociales. 

Este cuaderno incluye:

  • Una reflexión sobre el “todavía”
  • 3 propuestas de escritura

Este cuaderno no va a cambiarte la vida, ni eliminar tus fuentes de malestar, ni catapultarte a una felicidad estratosférica ni convertirte en una persona exitosa y multimillonaria en un pis-pás. Pero quizás, solo quizás, pueda darte un espacio de encuentro contigo misma/o para que te observes, entiendas tu mente, te escribas, te conozcas y conectes con tus valores. Y eso, en el camino de la vida, es un buen punto de partida. 

Descárgate aquí el Cuaderno de Interior Noviembre 2019

Imagen portada: Annie Spratt / Fuente: Unsplash

Licencia: Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0

Cuaderno de…Octubre

Al fin ha llegado el Otoño y todo invita a pausar el ritmo, a observar los cambios en nuestro alrededor y en nuestro interior.

La luz es más cálida y serena, las aves inician su migración, los sonidos van silenciándose hasta convertirse en rumores, los colores cambian su tonalidad, los árboles dejan ir hojas caducas y que ya han cumplido su función, para dejar espacio a lo nuevo que brotará en primavera…

El cuaderno de este mes de octubre habla de cambios, de dejar ir, de sembrar intenciones, de celebrar y agradecer lo cosechado en los primeros meses del año y en trasladar la pausa de la Naturaleza a nuestro interior.

Puedes descargártelo y compartirlo con quien creas que puede participar de este encuentro con uno/a mismo/a.

OTOÑO Cuaderno de Interior …OCTUBRE 2019

Buen camino, buena escritura y venturoso Octubre.

Imagen portada: Mott Roddaheaver (Unsplash)