Pausa estival

El pasado jueves 18 tuvo lugar la última sesión del curso 2018/19 de las Sesiones Quincenales de Escritura de Interior.

Parece que fue ayer cuando esperaba nerviosa a los primeros participantes… y ya han pasado cuatro estaciones que he compartido junto a María, Antonia, Pep, Paquita, Cati, Toñy, Amina, María y Marga.

Arrancamos el 27 de septiembre, un jueves soleado y con la presencia de una pequeña rama de buganvilia presidiendo la mesa. Y pusimos punto y seguido otro jueves soleado y con galletas María (de toda la vida) sobre la mesa.

A lo largo de 16 sesiones, palabra a palabra, he podido compartir el camino al cambio, a la exploración de su interior y de su creatividad de todas las personas que han sido tan generosas abriendo su corazón, su mente, su dolor, sus deseos, sus aprendizajes… Las he visto florecer semana a semana y todas y cada una de ellas ha sembrado algo muy valioso en mí y sobre todo, en ellas.

El verano es el momento perfecto para bajar el ritmo, honrar la pausa, revisar y tomar otra perspectiva para regresar en septiembre con ilusión e ideas renovadas.

Un retiro de silencio que no significa inactividad, sino tan solo eso: SILENCIO On-LINE y VIVIENDO MÁS OFF-LINE.

Bon estiu!!!!  

 

*Imagen de PORTADA: Unsplash

Deja un comentario